Zona DMX Cerrar

Hábitos contra la obesidad infantil

14 / 05 / 18

La obesidad infantil es un problema grave en nuestro país y va más allá de los kilos extra. En ella influyen varios factores como: el genético, fisiológico, metabólico y ambiental.

Debes saber que un niño con sobrepeso está expuesto a diversos problemas de salud como diabetes, hipertensión arterial, colesterol y triglicéridos altos, así como a problemas psicológicos pues suelen ser objeto de burla por parte de sus compañeros.

Para evitar que un par de kilos se conviertan en algo más serio es importante que establezcas buenos hábitos, empezando por involucrar a toda la familia en el consumo de alimentos saludables y la práctica del ejercicio físico, lo cual los llevará a un camino para perder peso.

Hábitos contra la obesidad infantil

Hay que desayunar. Las prisas por salir de casa y el correr por la mañana suelen ser la causa de que muchos niños no desayunen, pero ésta es una comida de vital importancia porque un buen desayuno les brinda la energía necesaria para sus actividades. Así que evita que tus hijos salgan de casa sin este importante alimento.

Comidas y colaciones. No bastan tres comidas saludables al día, las colaciones también deben ser parte de los buenos hábitos, ya que contribuyen a no picar e ingerir productos chatarra. Las colaciones deben ser nutritivas, por ejemplo, un lunch compuesto por fruta o verdura picada, rollitos de jamón de pavo y un par de galletas integrales.

Tomar agua. Niños y adultos deben tomar suficiente agua, pues esta interviene en diferentes procesos del organismo. La cantidad va de 1.5 a 2 litros diarios y por supuesto es mejor el agua natural.

A dormir bien. Un niño necesita al menos 8 horas de sueño, para un buen descanso evita la televisión, los celulares y otros dispositivos electrónicos durante la noche y una hora antes de que se vayan a la cama. Esto favorece un sueño profundo y reparador.

Ejercicio. Realizar actividad física todos los días durante 30 minutos es importante para una buena salud. Acompaña a tus hijos en esta práctica y tú también recibe sus beneficios.

 

Por Montserrat Celorio / Staff Zona DMX

Fuentes de información
Saludenfamilia.es
Sipsecom/mexico

Socios