Zona DMX Cerrar

Cambia la cámara de la llanta de tu bicicleta en 3 pasos

17 / 05 / 18

Si has cambiado tu forma de moverte y, antes de tomar el transporte público o tu auto, prefieres pedalear en bicicleta deberías saber un poco de mecánica, aunque sea lo básico, como cambiar una llanta ponchada.

Antes de empezar a describir cada acción, toma en cuenta que cuando menos deberás contar con los siguientes artículos:

  • Llave para retirar la rueda de la bicicleta (no todas la necesitan).
  • Desmontables de llantas, también conocidos como palancas o cucharas.
  • Repuesto de cámara nuevo.
  • Inflador de llantas (los hay portátiles).
  • Un trapo para limpiarte porque puede que ensucies bastante tus manos.

Cambia la cámara de la llanta de tu bicicleta en 3 pasos

Paso 1 – Retira la rueda de tu bicicleta

Para hacerlo más fácil voltea tu bicicleta con las llantas hacia arriba. Afloja las tuercas de la rueda y dependiendo del modelo y si es la delantera o trasera, puede que lo puedas hacer simplemente con la mano, si no, necesitarás una llave con la medida exacta para mover esas tuercas. Una vez que lo logres, retira por completo la rueda de la bicicleta.

Paso 2 – Separa la llanta y cámara de la rueda

Aquí necesitarás apoyo de tus desmontables, pero antes, termina por desinflar tu llanta para que el proceso sea más sencillo. Los desmontables o palancas, son dos herramientas ligeras pero fuertes que te ayudarán a separar la llanta de la rueda para luego extraer su cámara interna, para ello deberás colocarlos sobre tu rueda al extremo de donde se encuentra la válvula de tu cámara, para así comenzar a separar poco a poco rodeando la circunferencia de la llanta hasta que se pueda separar y te permita retirar la cámara de su interior.

Paso 3 – Reemplaza la cámara por una nueva

Coloca tu cámara nueva sobre la llanta empezando desde el punto donde se encuentra la válvula. Una vez incorporadas agrégalas a la rueda y dale un poco de aire; cuando coloques de nuevo la rueda en la bicicleta, ahora sí, llena tu llanta con la cantidad de aire adecuado.

Por lo regular cuando una llanta se poncha, lo que más se daña es la cámara en su interior, por lo que la solución más efectiva es cambiarla por una nueva. Puede ser que la cámara dañada pueda repararse con un parche, pero eso toma un poco más de tiempo y si estás en pleno camino a tu destino, no querrás llegar tarde. También puede ser que tu llanta esté en muy malas condiciones y por más que cambies de cámaras éstas se seguirán ponchando, así que la solución en ese caso será renovar por completo tu llanta.

Cualquiera sea tu situación, mantente siempre prevenido y listo para rodar con tu bicicleta sin problemas.

 

Por Guillermo Darán / Staff Zona DMX
Fuentes de información:
Staff GNP® Driving School
BBC Mundo

Socios