Zona DMX Cerrar

Beneficios de usar la rueda abdominal

01 / 05 / 18

Si buscas una forma de desarrollar tu core y quieres darle un giro a los abdominales, una buena idea es que cambies tu rutina hacia la rueda abdominal.

Cuando se habla de perder grasa y de marcar cualquier grupo muscular, es común buscar una rutina o un ejercicio que funcione mejor que otro. Tal es el caso de la rueda abdominal o Ab Wheel con la cual podrás fortalecer tu zona central, aún más que con los denominados crunches o abdominales.

¿Qué es la rueda abdominal?

Se trata de un sencillo aparato que tiene una rueda pequeña con mangos a los lados, para que la puedas girar fácilmente. La puedes encontrar en la mayoría de las tiendas de deportes y su precio es muy accesible

Beneficios

  1. Trabajas todo el core. Cuando haces crunches, sólo trabajas los músculos abdominales, pero con un Ab Wheel también fortaleces la espalda baja, lo cual te permite tener una mejor postura a lo largo del día y disminuir el dolor de espalda.

 

  1. Fortaleces mejor los músculos. Realizar una rutina con la rueda abdominal te ayudará a reafirmar más rápido tus músculos centrales, esto de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Estatal de San Diego y patrocinado por el Consejo Estadounidense de Ejercicio.

 

  1. Trabajas más músculos. La rueda abdominal fortalece de manera efectiva una larga lista de músculos. Con los ejercicios tradicionales sólo tonificas los abdominales y los oblicuos. Usando la rueda trabajas también los flexores de la cadera, los brazos y la mayor parte del tren superior.

 

Tienes que tomar en cuenta que las rutinas con Ab Wheel son exigentes y que para ejecutar los ejercicios necesitarás algo de práctica. Por ello, es importante que te acerques a tu entrenador para que corrija tu postura, de igual forma, es necesario que, de tener algún problema en la espalda, consultes con tu médico antes de ejecutar los ejercicios.

¿Cómo realizar el ejercicio con la rueda abdominal?

Arrodíllate y toma la rueda abdominal, colócala en el piso justo debajo de tus hombros y mantén los brazos y la espalda recta. Gírala hacia delante de manera lenta y cuenta al menos 4 segundos antes de bajar los hombros y poner el torso paralelo al suelo.

Para que el ejercicio funcione, debes mantener el abdomen contraído durante cada repetición. Lleva la rueda tan lejos como te sea posible mientras te mantienes recto. Para volver a la postura inicial gira la rueda hacia delante mientras impulsas tu cuerpo hacia atrás usando tu abdomen.

Comienza con 12 repeticiones y una vez que tengas la técnica dominada, podrás ir incrementando el tiempo y la intensidad del ejercicio.

 

 

Por: Mariana Fonteboa
Fuentes de información:
Fitworld.mx
Muyfitness.com
Vitonica.com
Entrenar.me/blog

 

Socios