Zona DMX Cerrar

Tonifica tu abdomen después del parto

16 / 03 / 18

Han pasado algunas semanas del nacimiento de tu bebé, observas tu cuerpo en el espejo y notas que en lugar del vientre abultado que tenías hay una especie de globo desinflado. ¡Oh decepción! ¿Qué es lo que te ha pasado?

Después del nacimiento de tu bebé, el útero se va reduciendo poco a poco y tarda unas cuatro semanas en recuperar el tamaño que tenía antes de embarazarte. Los líquidos acumulados, que producen hinchazón, se eliminarán a través de la orina, las secreciones vaginales y la sudoración. En resumen, tu cuerpo vuelve a la normalidad a su paso, aunque esos nueve meses de espera dejan algunas huellas como el vientre flácido y las estrías.

Tonifica tu abdomen después del parto

El tiempo que tardes en tener un vientre firme dependerá de varios factores: los kilos que aumentaste, si hiciste o no ejercicio durante el embarazo, si es tu primer parto o no y hasta la genética.

Antes de iniciar cualquier rutina de ejercicios debes consultar con tu ginecólogo para que él te indique si ya estás lista para llevarla a cabo.

  • Puedes empezar con los ejercicios de Kegel, éstos te ayudarán a fortalecer el suelo pélvico y son fáciles de hacer.
  • Haz ejercicios aeróbicos que son los más indicados para quemar la grasa. Por ejemplo, sesiones de caminata a paso rápido, correr durante media hora continua o spinning.
  • Realiza diversas versiones de abdominales empezando por las más sencillas y al ir progresando elige ejercicios que requieran más fuerza. He aquí un ejercicio: acuéstate boca arriba y sube el tronco poco a poco sin sentarte por completo. Baja y repite de nuevo. Es importante que inhales por la nariz y sueltes el aire por la boca.
  • Trabaja los abdominales haciendo series completas de ejercicios superiores, inferiores y oblicuos.
  • Haz gimnasia hipopresiva para trabajar la zona abdominal y la del perineo.
  • Prueba con los Pilates, son ejercicios muy completos que no sólo fortalecerán tu abdomen, también otras partes de tu cuerpo.
  • Si tu médico lo aprueba haz natación y combínala con ejercicios específicos para el abdomen.
  • A medida que vayas adquiriendo condición, aumenta el número de repeticiones y la dificultad de los ejercicios.

 

Por último, lleva una dieta balanceada, baja en grasas y azúcares. De esta forma eliminarás esos kilos de más.

 

 

Por Montserrat Celorio / Staff Zona DMX
Fuentes de información:
Babycenter.com
Salud180.com
Somosmamas.com.ar
Guiainfantil.com

Socios