Zona DMX Cerrar

Mantente bella y cuidada antes y después de ejercitarte

26 / 02 / 18

Conoce qué rutina de cuidados debes seguir antes y después de ejercitarte.

Antes del ejercicio

  • No te maquilles. Cuando se trata de hacer ejercicio el maquillaje no es tu aliado. Usar base, mascara de pestañas, rubor y delineador, entre otros productos harán que sus compuestos, en combinación con el sudor, produzca exceso de grasa en tu piel. Mientras haces ejercicio tus poros se abren para liberar toxinas y con el maquillaje esto no es posible. Así que lleva toallitas desmaquillantes o agua micelar para eliminar éste antes de iniciar tu rutina.
  • Protégete del sol. Las lesiones en la piel debidas a la exposición solar sin la debida protección son cada vez más frecuentes. Utiliza un buen bloqueador solar cuando salgas a ejercitarte y llévalo contigo si el tiempo que permanezcas al aire libre se extiende. Busca un protector que sea adecuado a tu tipo de piel.
  • Cuida tu cabello. Si lo tienes largo sujétalo con una coleta. No es necesario que te pongas spray, gel o mousse, recuerda que tu cuero cabelludo también transpira y estos productos sólo van a obstruir los folículos.

Después de ejercitarte

  • Consume algún alimento. No esperes más de 30 minutos para consumir algún líquido, carbohidrato o proteína. En este tiempo tu cuerpo genera cortisol que favorece la acumulación de grasa.
  • Evita las bebidas energéticas. Al estar cargadas de cafeína, taurina y otras sustancias estimulantes suelen provocar ansiedad y nerviosismo. Mejor toma agua sola o una bebida con electrolitos.
  • Lava tu rostro de inmediato. Una buena limpieza a tu rostro evitará que tengas problemas como granitos o acné, que podrían aparecer o empeorar con el sudor.
  • Date un baño. Evita quedarte con la ropa sudada y sin darte un regaderazo, pero algo importante, procura esperar unos 15 minutos para hacerlo. Después de una sesión de ejercicio tu cuerpo alcanza altas temperaturas y cuando te bañas con agua fría o fresca hay un cambio brusco de temperatura que ocasiona una descompensación que puede provocar problemas circulatorios e incluso de presión arterial.

 

Por Montserrat Celorio / Staff Zona DMX
Fuentes de información:
Salud180.com
womenshealth.es

Socios