Zona DMX Cerrar

¿Se puede prevenir la tendinitis rotuliana?

21 / 02 / 18

Si tienes dolor en la rodilla cuando comienzas a realizar ejercicio, es posible que estés ante una tendinitis rotuliana. Te decimos qué hacer si se presenta y cómo prevenir su aparición.

La tendinitis rotuliana es una lesión común entre quienes practican deportes como correr, fútbol, básquetbol, voleibol o actividades en donde se ejerce mucha presión en la rodilla. Se trata de una inflamación del tendón que conecta la rótula con la tibia.

¿Cuáles son los síntomas?

El principal síntoma es el dolor en la zona frontal de la rodilla, concretamente debajo de la rótula, pero hay otros síntomas como:

  • Sensación de debilidad en las rodillas, ya que al inflamarse el tendón la articulación pierde parte de su apoyo
  • Dolor al flexionar la rodilla
  • Rigidez de la rodilla al despertar o después de realizar actividad física.

Cómo prevenir la tendinitis rotuliana

Fortalece tus músculos. Tener muslos fuertes evita dañar la rodilla, pues éstos son más capaces de manejar la tensión que se ejerce sobre la rodilla y que puede causar la tendinitis rotuliana.

Mantente en un peso adecuado. Ten en cuenta que cada kilo de más ejerce aproximadamente cinco kilos extra de presión sobre la rótula, una pérdida de 5 kg disminuye en un 50% los síntomas asociados a los dolores de rodilla.

No te ejercites si tienes dolor. En cuanto notes que tienes dolor de rodilla abandona tu actividad física, coloca hielo en la zona y ve a que te revise el especialista.

Estudios

Para poder determinar la causa de tu dolor, el doctor hará un examen físico que consiste en ejercer presión en la rodilla para determinar dónde te duele. Luego puede pedirte alguna de las siguientes pruebas:

  • Radiografías. Para excluir problemas óseos que podrían causar dolor de rodilla.
  • Ultrasonido. Revela si existen desgarres en el tendón rotuliano.
  • Resonancia magnética. Crea imágenes detalladas que pueden mostrar cambios sutiles en el tendón rotuliano.

El tratamiento

Los médicos habitualmente comienzan el tratamiento con analgésicos y terapia de estiramiento del tendón que ayuda a reducir los síntomas de dolor o rigidez. También es probable que el especialista recomiende usar hielo en la rodilla para ayudar al tendón a desinflamarse y además dejar de hacer actividad física por un tiempo.

Otros tratamientos incluyen utilizar una correa para el tendón rotuliano, la cual puede ayudar a distribuir la fuerza lejos del tendón y a direccionarla a través de la correa lo que alivia el dolor.

Por Mariana Fonteboa
Fuentes de información:
Mayoclinic.org
Vitonica.com
Runfitners.com

 

Socios