Zona DMX Cerrar

Hacer ejercicio junto con tus hijos es el mejor ejemplo

01 / 02 / 18

La importancia del ejercicio ha sido demostrada científicamente, por tal razón, se hace tanto énfasis en llevarlo a cabo. Es de especial importancia que los niños inicien la práctica de alguna actividad física desde temprana edad para establecer este buen hábito. La cuestión es ¿cómo hacerlo? Aquí te daremos algunas recomendaciones.

  1. Cuida los mensajes que das a tus hijos. Si tú eres una persona sedentaria y además te refieres al ejercicio como algo cansado y nada agradable, tus hijos no tendrán el menor interés en hacerlo. Es necesario que tú te comprometas a realizar actividad física para que tus niños también lo hagan.
  2. Busca el tiempo. Es quizás el punto más complicado para quienes viven en ciudades grandes, pero si haces del ejercicio una de tus prioridades, verás que encuentras el tiempo para llevarlo a cabo con tus hijos. Entre semana puedes inscribirlos en alguna actividad física y el fin de semana ejercitarte con ellos.
  3. Sé coherente. Lo que dices debe ser acorde a tus acciones. Por ejemplo, si tú hablas de la importancia y de lo bueno de ejercitarse, pero no lo haces en el día a día, los chicos se darán cuenta de ello. Para ser un buen ejemplo, no basta con decir las cosas, hay que llevarlas a cabo. Sal con ellos a caminar, a correr, acompáñalos a andar en bici, prueben una nueva actividad que los involucre a todos.
  4. Apóyate en la tecnología. Las apps para ejercitarse son una buena opción para toda la familia. Puedes establecer un reto sencillo para tus hijos con el fin de que se ejerciten. Por ejemplo, que realicen 30 minutos diarios de actividad física. Hay apps que registran estos avances y así todos pueden checar si el objetivo se está cumpliendo. Es importante que tú sí te ejercites, aunque los niños no lo hagan al mismo ritmo e intensidad que tú.
  5. Haz ejercicio frente a tus hijos. Esta actividad puede resultar divertida para los niños pequeños y si son mayores entonces la pueden hacer juntos. Cuando estés entrenando pide a los niños que cuenten las repeticiones que haces, si haces pesas puedes adquirir unas mancuernas de muy poco peso para que ellos te imiten. Salta la cuerda, corre, muévete, todo esto frente a tus hijos.
  6. Inscríbanse en actividades deportivas. El ciclismo y las carreras familiares son un excelente motivo para que realicen ejercicio tú y tus hijos. Inscríbanse y entrenen juntos, hagan de la actividad física algo divertido, saludable y bueno, pero siempre con tu ejemplo de por medio.

Es necesario que los padres sean conscientes de que ellos son los máximos responsables del desarrollo de sus hijos.

 

Por Montserrat Celorio / Staff Zona DMX
Fuentes de información:<
Vivisaludable.com
Vix.com

Socios