Zona DMX Cerrar

Norma Bastidas: contra viento y marea

09 / 01 / 18

Foto por Gord Goble para Delta Optimist

Si hablamos de mujeres empoderadas, tenemos que mencionar a Norma Bastidas, ultramaratonista, escaladora y activista mexicana que ha dedicado su vida a ayudar a otros a través del deporte.

Nació en Mazatlán, Sinaloa en 1970. Después de la muerte de su padre a los 11 años, comenzó a sufrir abuso sexual por parte de alguien cercano a la familia. “No recuerdo mucho, porque es algo que mi mente ha tratado de olvidar, pero el abuso continuó hasta los 14 o 15 años”, dice en entrevista exclusiva.

Una vez superada la mayoría de edad, Norma cayó con engaños en las manos de una banda de trata de blancas que la envió a trabajar a Japón. Durante 18 años estuvo secuestrada y lo único que la mantenía en pie era su familia: “mi mamá dependía de nosotros –mis hermanos y yo- y cuando hay un propósito que es más grande que tú, resulta más fácil poder sobrevivir a todo”, recuerda.

Luego de lograr escapar, fue a vivir a Canadá donde se casó y tuvo dos hijos: Karl y Hans. Desafortunadamente, la relación no prosperó y se convirtió en madre soltera. Cuando su hijo Karl fue diagnosticado con una condición ocular incurable, la cual lo podría dejar ciego, Norma se refugió en el deporte y logró convertirse en la gran ultramaratonista que es hoy en día.

Gracias al deporte comenzó a sentirse mejor y más fuerte para enfrentar la batalla que tenía por delante. Calificó para el Maratón de Boston casi inmediatamente y luego de toparse por accidente con la Canadian Death Race, una carrera de 125 kilómetros, se inició como ultramaratonista.

Con la finalidad de conseguir fondos para ayudar a su hijo Karl, Norma tuvo la idea de pedir donaciones por cada kilómetro que recorriera. Aunque no terminó la carrera debido a que sufrió hipotermia, logró hacer 94 kilómetros.

Con este gran resultado, supo que quería seguir corriendo y ayudando a diversas organizaciones. En 2009, se convirtió en la primera mujer en completar la prueba 777 en el menor tiempo posible: siete ultramaratones, en siete países, en siete meses. Por la competencia obtuvo 150 mil dólares que utilizó para apoyar a personas con enfermedades oculares.

Ha corrido con causa más de 25 ultramaratones en diversos lugares del mundo como el Ártico, Brasil, el desierto del Sahara o el de Gobi en China.

Actualmente está apoyando a la Red Binacional de Corazones, una organización de sociedad civil para prevenir y atender la trata de personas.

Por Mariana Fonteboa
Fuentes de información:
Entrevista a Norma Bastidas
Runners Mx
Trimexico.com
Yodeportes.com
Soycorredora.com

Socios