Zona DMX Cerrar

Tips para regresar con todo al ejercicio, después de una lesión

22 / 02 / 17

La última cosa que espera un amante del deporte cuando está en pleno entrenamiento es una lesión, pues puede causar una serie de frustrantes “tiempos muertos” en su constancia.

Sin embargo, los bueno de lo malo de una lesión es ésta representa oportunidades no sólo para sanar el daño en la zona afectada, sino para aprovechar esto de manera tanto física como mental para volver más fuerte que nunca a tu actividad física.

Lee los consejos que te enlistamos a continuación para hacer una recuperación eficaz y regresar al “juego” lo mejor posible:

El método “RHCE”

En el caso de lesiones de tejidos blandos, como un esguince, desgarro o tirón muscular, el tratamiento inmediato de primeros auxilios puede reducir el dolor, prevenir las complicaciones y ayudar a sanar más rápido. Lo más popular en la recuperación deportiva conlleva reposo, hielo, compresión y elevación:

Reposo: Si muestras signos de lesión, descansa y abstente de continuar con la actividad física, esto es importante para evitar una mayor tensión o una lesión más grave.

Hielo: Aplicar hielo en el área lesionada durante 20 o 30 minutos entre cuatro y ocho veces al día para reducir el sangrado, hinchazón, dolor y espasmos musculares.

Compresión: Aplica la compresión a la zona lesionada en las primeras 48 horas para evitar la hinchazón excesiva.

Elevación: Eleva la extremidad lesionada para reducir la hinchazón. En el caso de lesiones de extremidades inferiores, mantén el tobillo por encima de la cadera. Para las lesiones de las extremidades superiores, utiliza una almohada para elevar la zona.

Trata la lesión de inmediato

Mientras que el método “RHCE” es eficaz para la recuperación de lesiones de menor importancia, es necesario que sepas manejar problemas que puedan llevar enfermedades más graves. Sólo un médico puede ayudarte a identificar la gravedad de tu lesión. Si tu médico no está disponible, visita la clínica de urgencias más cercana para recibir tratamiento inmediato, esto puede prevenir una lesión mayor y ayuda a sanar de manera más rápida.

Rehabilita con supervisión

Incluso si el dolor se ha ido y la hinchazón se ha reducido, no significa necesariamente que estés completamente recuperado. Busca la ayuda de un experto o acude nuevamente a un clínica que te proporcione un tratamiento de fisioterapia para la rehabilitación después de una lesión, te proporcionará la supervisión de profesionales de la medicina del deporte capacitados para evaluar y tratar tu condición.

Vuelve al ejercicio

Una vez que te hayas recuperado exitosamente de la lesión, es importante que regreses a tu rutina normal de entrenamiento, por supuesto, con la aprobación de un médico. Cuando esté listo asegúrate de utilizar el equipo de protección adecuado durante la práctica y el tiempo de entrenamiento para disminuir al máximo el riesgo de recaer en la lesión.

 

#Viviresincreíble

 

Fuente: Unity point

 

Socios