¿Qué es el gluten, por qué hay intolerancia y cuáles alimentos están libres?

22 / 02 / 17

El gluten es un grupo de proteínas que contienen cereales como el trigo, el centeno y la cebada, así como los productos que se elaboren con estos granos. Algunos otros cereales como la avena pueden tener trazas de gluten debido a que se siembran cerca de cereales que lo contienen.

El gluten está asociado a diferentes trastornos, que van desde una hipersensibilidad o intolerancia hasta una alergia a la proteína. En la actualidad es muy común escuchar de la existencia de productos “libres de gluten”, sin embargo, es importante saber que esto no significa que tengan menos calorías o sean alimentos más saludables, sino que van dirigidos a las personas que tienen algún tipo de hipersensibilidad a esta proteína.

¿Qué es intolerancia al gluten?

También llamada sensibilidad al gluten, es una reacción de malestar intestinal cuando consumes alimentos con gluten, que puede incluir síntomas como diarrea o estreñimiento, inflamación y dolor abdominal. En el caso de la alergia al gluten del trigo, es una forma más grave de intolerancia a la proteína donde se produce una respuesta inflamatoria al comer esta proteína, y  produce náusea, dolor abdominal, comezón e incluso problemas para respirar. En ambos casos el tratamiento es eliminar el gluten de la dieta.

¿Qué son los alimentos “libres de gluten”?

Existen muchos productos que nos marcan esta frase en su empaquetado. Generalmente se encuentra en productos de panadería o sus derivados, y nos indica que el alimento fue elaborado a base de harina de cereales que no contienen gluten, tales como el arroz, la quinoa, el amaranto o el maíz. Es importante entender que estos productos no tienen un aporte calórico más bajo o son más saludables que los productos que sí contienen gluten, sino que van dirigidos a las personas con intolerancia a la proteína.

Si piensas que podrías tener algún tipo de intolerancia al gluten, puedes hacer una prueba eliminando de tu dieta los cereales que lo contienen, y sustituyéndolos por opciones sin gluten durante algunos días. Posteriormente, observa tu reacción intestinal al volver a introducirlo.

Recuerda que si no eres intolerante o alérgico, no es necesario que elimines el trigo de tu dieta, siempre tratando de tener un aporte balanceado e incorporar la mayor variedad de cereales a tu alimentación diaria.

 

Escrito por: Paulet Lozano, nutrióloga de Zona DMX.

socios