Zona DMX Cerrar

¿Por qué adelgacé tanto corriendo?

22 / 02 / 17

 

Como se sabe, el running es uno de los ejercicios que más se eligen cuando se quiere perder peso, lo cual es un gran acierto pues este ejercicio demanda una gran esfuerzo y una gran quema de calorías.

Eventualmente, se llega a perder tanto peso que no siempre la silueta del cuerpo resultante cumple con lo esperado, pues depende del estilo de running que se ejecute será como se irá obteniendo una silueta específica. Es decir, si corres sin parar, la delgadez puede ser extrema, si corres veloz, pero poco tiempo, habrá zonas que conservarán la grasa acumulada.

Acá te vamos a explicar las razones de este fenómeno.

Se quema grasa pero también se quema músculo

Los diferentes métodos de funcionamiento tienen distintos efectos en el cuerpo, tales como la cantidad de músculo o grasa que se queman, el esfuerzo con que se trabajan los músculos, y la rapidez con que mejoran su condición física.

Por ejemplo, si corres varios kilómetros y entrenas como un corredor de maratón, entonces esa es la forma del cuerpo que estarás moldeando.

Se pierde peso pero se conserva grasa abdominal

Vas a perder grasa y músculo, lo que significa que cuando llegues a tu peso ideal es muy probable que aún tengas exceso de grasa alrededor de tu estómago, muslos y parte inferior del cuerpo.

Esto es un gran problema para muchas personas que utilizan el running para bajar de peso. Incluso si pierden peso siguen siendo infelices, pues no se está satisfecho con la forma de su cuerpo. Si aún así el corredor se mantiene realizando la misma rutina, con el tiempo va a terminar con poca grasa corporal pero se verá tan delgado como un corredor de maratón.

Sin embargo, muy probablemente ahora el peso será inferior a lo esperado, ya que el corredor tendrá poca grasa y poco músculo. Si no entiendes bien de qué estamos hablando, basta con que mires imágenes de un corredor de maratón.

En caso de sufrir una lesión, entonces sería necesario mantener una dieta baja en calorías para evitar subir de peso.

Por otra parte, la ventaja de utilizar métodos más cortos y rápidos en el running, es que se puede entrenar más y mejor los aspectos de tonificación del músculo.

Por ejemplo, si entrenas más como un atleta de 100, 200 o 400 metros planos, este es el tipo de cuerpo que estarás trabajando. Por lo tanto, cuando llegues a tu peso deseado aún tendrás un poco de músculo y grasa corporal.

Esto nos resalta el hecho de que la mayoría de los métodos funcionan, pero depende en gran parte del objetivo de cada uno.

 

Fuente: Running and weight loss

 

 

 

Socios