Correr: una adicción saludable

15 / 02 / 17

La adicción es una “dependencia” que comúnmente trae consigo consecuencias no tan favorables, que deterioran la salud de las personas, eso lo sabemos todos, pero ahora resulta que algo considerado positivo como el deporte puede llegar a considerarse una adicción.

¿Correr puede ser una adicción?

Correr puede significar una adicción totalmente contraria a esta definición, pues los resultados de este ejercicio físico son irrefutables. Sin embargo, esto no quita que haya personas realmente adictas al running, pero, ¿qué hay con ellos? ¿La carrera puede considerarse como una adicción favorable para la salud?

Mientras se corre, los niveles de endorfinas del cerebro inhiben las alertas de dolor ante la fatiga y aumentan la producción de dopamina. Este neurotransmisor tiene muchas funciones entre las que se destaca influir sobre el comportamiento y la cognición, la actividad motora, la motivación, el sueño, el humor, la atención y el aprendizaje. Sensaciones que convierten al running en un ejercicio placentero.

En un estudio, en Irlanda, un grupo de hombres sedentarios completaron una prueba de memoria. La mitad descansó y la otra mitad se entrenó por 30 minutos de manera intensa. Al volver a realizar la prueba de memoria, el grupo que había entrenado, demostró una notoria mejoría en el resultado. Al analizar su sangre, los investigadores  vieron que había niveles elevados de una proteína que promueve la salud de las neuronas.

Conclusión

Si al bienestar producido en el cerebro, le agregamos que correr ayuda a corregir varios factores de riesgo, ya conocidos como: el sobrepeso, la hipertensión arterial y el perfil de lípidos con la reducción del nivel de colesterol malo; podemos afirmar que “correr es más saludable que adictivo” o dicho de otro modo “que es adictivo, pero saludable”.

 

Fuente: revistainiciar

 

socios