Las maravillas de la fibra

11 / 01 / 17

La fibra es un componente que tiene un papel fundamental en la digestión y en el mantenimiento de la microflora de los intestinos y el colon. Es el mejor remedio para mejorar y prevenir el estreñimiento, además de ayudar en la prevención de enfermedades como cáncer, obesidad, diabetes, y diverticulosis colónica. Aunque en general, la ingesta de fibra se asocia inversamente con el peso y la grasa corporal.

Dos tipos de fibra: la soluble y la insoluble

La soluble absorbe el agua y se convierte en una especie de gel para la digestión, haciendo más lenta la digestión y absorción de los alimentos y nutrientes, por lo que puede ayudar como amortiguador de los picos de glucosa, ya que se absorben más lentamente y se encuentra en alimentos como frutas, frijoles, cebada, nueces, semillas, salvado de avena, lentejas, entre otros.

La fibra insoluble acelera el paso de los alimentos hacia la defecación, agregando volumen a las heces. Este tipo de fibra se encuentra en alimentos como los granos enteros, verduras, algunas frutas y el salvado de trigo.

¿Cómo trabajan las fibras?

La fibra encapsula la comida para así facilitar su tránsito hacia el colon para ser defecado con mayor facilidad. La fibra debe de ir estrictamente acompañada de agua para no causar el efecto opuesto, es decir, estreñimiento.

¿Qué beneficios puede otorgar a un deportista?

Todos Seguramente alguna vez te has sentido estreñido(a), y es una sensación horrible! Por supuesto que ni ganas dan de hacer ejercicio y lo que menos quieres es moverte. Durante el ejercicio, la digestión mejora, claro que sí, pero mejor hay que prevenirlo! El rendimiento de un deportista puede disminuir teniendo mayor volúmen de los alimentos ya digeridos, ya sea como heces, o aún como alimento. Nos causa eructos, gases, inflamación, incomodidad, e incluso, puede producir un dolor intenso… por lo que para un atleta, o persona que haga ejercicio, es de vital importancia tener una digestión normal, evacuaciones diarias, para estar lo más ligero posible para el ejercicio. También es importante porque nuestra sangre se va hacia el estómago e intestinos en la fase de la digestión, por lo que si hacemos ejercicio al mismo tiempo, puede haber una descompensación, calambres, o sentirnos mal. Esa es una de las razones por las que no se recomienda comer justo antes de hacer ejercicio, pues puede haber malestares como vómito, dolor, baja de presión por la circulación sanguínea, entre otras.

Recomendaciones

Te recomendamos comer diariamente alimentos que contengan fibra, sobre todo si padeces de estreñimiento. No te vayas por opciones de laxantes o pastillas para ir al baño, que lo único que harán será hacer más flojo a tu sistema digestivo.

Te recomendamos consumir cereales integrales, como el pan, tortilla de maíz y arroz integral. Comer verduras diariamente también mejorará tu digestión enormemente, al igual que consumir legumbres (frijoles, lentejas) y frutas.

Toma al menos dos litros de agua diariamente, o si estás de viaje, lleva contigo un suplemento de fibra de plántago de psyllium sin sabor, que también te será de gran ayuda.

¡Inténtalo, y con lo bien que te sentirás, pronto lo volverás un hábito!

 

Escrito por: Paulet Lozano, Nutrióloga de Zona DMX

 

socios