¿Ajo y jengibre para este invierno?

21 / 12 / 16

En todo momento es necesario llevar una alimentación completa y balanceada. Este clima nos provoca enfermamos con facilidad, así que una correcta alimentación nos evitará algunos problemas.

Mucha gente acude directamente a tomar medicina, pero realmente no conocen la cantidad de efectos benéficos que tienen algunos alimentos y que sin duda pueden sustituir al medicamento.

Dos alimentos que se ha visto que aportan beneficios impresionantes a la salud, son el ajo y el jengibre, ingredientes que tienen un sabor muy fuerte por lo que los consumimos poco o en muy pequeñas cantidades. Son de las plantas más populares en la medicina tradicional china, y de muchas otras culturas.

A continuación se explican algunos de sus beneficios principales, que han sido probados ya en células y en experimentos con animales, demostrando sus beneficios científicamente:


Tienen compuestos anticancerígenos, es decir, podrían ayudar a prevenir el cáncer, o a frenar su avance en caso de ya tenerlo.

Ayudan a regular niveles de glucosa en sangre


Son potentes antiinflamatorios, lo que hará que te sientas mucho mejor, pues a veces nos sentimos inflamados, o incluso no sabemos que lo estamos, pues el cuerpo constantemente puede mostrar una inflamación causada por diferentes factores.


Inmunomoduladores, esto quiere decir que fortalecen el sistema inmune, por lo que mantiene tu cuerpo resistente a enfermedades virales.


Antimicrobiano y antiséptico, los dos pueden funcionar como antibióticos y farmacéuticos contra bacterias.


Actúa contra los radicales libres para prevenir el envejecimiento prematuro.


Sus propiedades medicinales son ampliamente reconocidas y desde la antigüedad se han aprovechado para el tratamiento de problemas cardiovasculares, digestivos y respiratorios.

Después de esto te preguntarás, ¿cómo puedo incluirlos en mi alimentación?

Pues aquí te dejamos una receta que contiene los dos, ajo y jengibre para que puedas obtener gran parte de sus beneficios, con los que seguramente te sentirás mucho mejor durante tu día. Recuerda que los beneficios en los alimentos son eso precisamente, beneficios, no magia, así que lleva tiempo poder notarlos, por lo que es muy importante ser constante y adaptarlo como un hábito de vida.

El ajo puede tener un olor fuerte, por lo que un consejo para deshacerte de ese olor que sale por los poros y la transpiración, es que hagas ejercicio en donde sudes, y en tu baño si es posible, te quedes un momento en el vapor.

 

Té de ajo y jengibre

Ingredientes

  •   1 litro de agua
  •   1 raíz de jengibre pequeña
  •   4 dientes de ajo
  •   1 limón (opcional)

Preparación

  •   Calienta el litro de agua y cuando hierva, vierte en la jarra de vidrio para mezclarla con la raíz de jengibre y el ajo bien picados.
  •   De manera opcional puedes cortar un limón en rodajas y agregarlo a la mezcla.
  •   Déjalo reposar durante toda la noche e inicia el consumo a la mañana siguiente.

Escrito por: Paulet Lozano, Nutrióloga de Zona DMX

socios