Zona DMX Cerrar

Terminó su carrera en 3 horas empujando a su amigo en silla de ruedas hasta la meta

13 / 12 / 16

Fuente: Runners world

Ante un fuerte viento y una complicada temperatura, se llevó a cabo el Gran Maratón de Filadelfia, pero en esta ocasión con un corredor muy especial y una situación que nadie esperaba.

Steve Sinko salió de la línea inicial con todo el ánimo de un corredor que había esperado largo tiempo esta competencia, pero muy pronto lo atacó la primer duda, y es que no estaba seguro de que su compañero, Preston Buenaga, quien estaba disfrutándolo igual que él. La multitud gritaba de manera impresionante cada que ellos pasaban, pero Buenaga, el acompañante de Sinko seguía moviéndose mucho en su silla de ruedas ¿Está incómodo? ¿Aburrido? No, la realidad es que el joven Buenaga está que no cabe de la emoción.

Sinko, es un entrenador personal de 40 años de edad, que corrió el maratón de Filadelfia mientras empujaba la silla de ruedas de Preston Buenaga, un chico de 18 años con una enfermedad mitocondrial que causa daño celular, reduce tono muscular y genera retrasos en el desarrollo.

Para Sinko, correr con el peso de Preston sumado al de la silla no fue nada fácil, sin embargo cuando el par por fin cruzó la línea de meta, Sinko miró hacia abajo. No podía leer la expresión de la cara de su compañero. Buenaga no pudo aguantar mucho y sonrió. Al día siguiente, llevó su medalla de carrera a la escuela.

“Era realmente algo poderoso ser parte de algo así”, dijo Sinko. “Sólo muestra el poder de la inclusión y el poder de las carreras y el deporte en general. Esta maratón fue un gran ejemplo de eso”.

Fuente: Runners world

Socios