4 razones por las que el running te hace mejor persona

07 / 12 / 16

Puedes preguntar a cualquier persona que corra habitualmente, cómo le ha ayudado el running en su vida diaria y casi podríamos apostar que la respuesta no sólo incluirá beneficios físicos, como muchos podrían pensar. Así lo señala Michael Sachs, profesor del Departamento de Kinesiología de la Universidad de Temple y co-editor de Running as TherapyAn Integrated Approach: “correr puede ayudar a desenterrar o desencadenar ciertos rasgos de personalidad… puede mostrar de lo que eres capaz en un aspecto de tu vida, lo que puede ayudarle a alcanzar los objetivos en otras áreas, ya sean sociales, personales o profesionales”.

Aquí hay 4 aspectos que un corredor mejora en su personalidad gracias a este deporte:

1. CREA FORTALEZA MENTAL. Cuando te encuentras aumentando los kilómetros recorridos o disminuyendo el tiempo en hacerlo, te ves a ti mismo como una persona que puede superar obstáculos, con lo cual es más fácil enfrentarse a nuevos y variados retos, nuevos empleos, un mejor puesto, etcétera.

2. AUMENTA LA CAPACIDAD DE ADAPTACIÓN. Correr es un constante aprendizaje, pues conforme avanza el entrenamiento, el corredor va descubriendo la fortaleza y debilidades de su propio cuerpo, debiendo aprender a hacer los ajustes necesarios para poder seguir corriendo, mejorando su desempeño.  Correr puede enseñarle a las personas que son capaces de hacer un cambio positivo y movilizar su energía en beneficio de sus salud.

3. AUMENTA LA CONFIANZA EN SÍ MISMO. Conforme el corredor recorre más kilómetros, aprende a entender más las capacidades de su cuerpo, empieza a conocerse más, y por lo tanto, a sentir más seguridad sobre lo que es capaz de hacer. Esta sensación lo lleva a otros niveles, pues pronto, el corredor se da cuenta que puede mantenerse saludable, fuerte, joven y satisfecho.

4. FOMENTA LA HUMILDAD. Paradójicamente, correr nos hace ganar seguridad y fuerza mental pero al mismo tiempo nos hace desarrollar nuestra humildad. El running trae consigo varios obstáculos: lesiones, enfermedades, dolores y limitaciones, lo que nos va enseñando que no somos infalibles ni super héroes, y que cada logro, cada mejora, va a ser resultado de un gran esfuerzo y dedicación. Jamás, un corredor se atrevería a criticar las limitaciones de otros, pues sabe que cada uno tiene sus pros y sus contras.

 

Fuente: Runners world

socios