Zona DMX Cerrar

Saúl Mendoza, una historia más allá de los límites

17 / 11 / 16

Fuente: Forbes

Descubrir las desventajas personales y desarrollar las habilidades es el fundamento de muchos atletas, siendo más notoria su práctica en los atletas paralímpicos, quienes han encontrado en el deporte el espacio ideal para ir más allá de sus límites… y no, no nos referimos a los límites físicos sino los más difíciles de vencer, los mentales.

Como botón de muestra, te invitamos a conocer la historia de Saúl Mendoza, un orgullo mexicano; claramente por sus logros en el deporte pero sobre todo por ser un ejemplo de vida para todos.

 

¿Cuánto coraje se necesita para desafiar al destino? Con esta frase inicia el documental sobre la vida de este deportista y emprendedor, quien desde los seis meses de edad fue víctima de la poliomielitis, enfermedad que marcó su destino y lo condenó a no poder usar sus piernas, pero nunca pudo imposibilitar su espíritu y coraje.

Desde muy temprana edad, Saúl se acercó al deporte sin limitarse, a través de los medios que le permitían autonomía como las muletas o la silla de ruedas. Esta confianza lo hizo crecer amando el deporte y las competiciones; descubriendo que tenía un talento natural para la velocidad, lo que lo llevó directamente a las pistas.

Su primer gran triunfo fue en 1985, en el Maratón de México. Continuó ganando ese maratón en 1986, 87, 96, 97 y 98. Así fue que calificó para el equipo paralímpico de México en Seúl 1988, a los 21 años de edad, evento en el que ganó medalla de plata (200 metros) y dos medallas de bronce (800 metros y 1,500 metros).

Saúl logró el Récord Mundial de tiempo en 800 metros, el tiempo más rápido de 5 kilómetros en Carlsbad en el año 2000, y el segundo tiempo más rápido del mundo en el Maratón de Oita, en 1999.

Parafraseando al atleta, creemos que nunca es tarde para “ir más allá de los límites”. La vida de Saúl y sus logros no son sólo un ejemplo de que se puede sino una fuente inspiración para tratar, por lo menos tratar, alguna vez de dejar los límites, los que si revisamos con detenimiento, descubriremos que son sólo de índole mental. Las preguntas son: ¿si no es ahora cuándo, si no es de esta manera, de cuál, si no es aquí, dónde?

 

Fuente: Forbes

 

Socios