Zona DMX Cerrar

5 consejos para sacar el mayor provecho de la visita al nutriólogo 

25 / 10 / 16

Si actualmente ya estás bajo la asesoría de un nutriólogo, además de felicitarte, queremos dejarte algunos consejos que te servirán para no desperdiciar nada de lo bueno que un especialista de este tipo te puede dar.

Si aún dudas en buscar la asesoría de un nutriólogo, pon en consideración que el asesoramiento de uno es muy importante. Si eres un deportista principiante, la asesoría nutrimental te ayudará a arrancar con un objetivo claro y las herramientas para alcanzarlo, pero si llevas un rato haciendo ejercicio y tus resultados nos son los esperados, quizá la oportunidad está en hacer eficiente el modo de alimentarte.

Como sabes, no existe una fórmula genérica sobre alimentación que sirva para todos. El plan de alimentación va a estar determinado por factores muy particulares como peso, masa muscular, nivel de grasa corporal, hábitos y estilo de vida, información o antecedentes genéticos, enfermedades o condiciones de salud actual y anteriores, y desde luego, el deporte que se practica, en qué nivel o intensidad.

Dicho lo anterior, te dejamos 5 consejos para que tomes en cuenta al momento de estar con tu nutriólogo para sacarle el mejor provecho a la  visita.

1. Pide información valiosa sobre ti. Ya que estás ahí, pregúntale si él o ella hacen alguna especie de pruebas especializadas que arrojen información única sobre tu salud, resistencia, información genética, peso, masa muscular, etc. Si no las realizan en ese consultorio, pide que te canalice a los gabinetes o laboratorios donde puedes hacerte pruebas para determinar información exclusiva sobre ti. Esta información será elemental para saber qué y cómo comer.

2. Expón tu gustos y antojos. No desperdicies la oportunidad de ser honesto y transparente sobre lo que te gusta y el tipo de antojos que tienes. De esta forma, tu nutriólogo tendrá que considerar el tipo de consejos y alimentos que elige para ti para que comer no se vuelva tedioso, aburrido y prohibido. Reconocer que comer es un placer, es determinante para lograr el éxito en una dieta.

3. Habla sobre botanas y antojos súbitos. Se puede comer de todo, lo que necesitas saber es cuánto, cuándo y cómo. Y en eso, el único que te puede ayudar es el nutriólogo.

Las recetas que saques de esas visitas deben ser ricas, sabrosas y prácticas. Debes aprender a usar especias, aromas, aceites de sabores, salsas bajas en calorías, alimentos desgrasados y todo tipo de snacks y antojos.

4. Habla con honestidad sobre tus objetivos. Ocultar tus verdaderos objetivos por pena o miedo al fracaso no te va a llevar a nada que realmente quieras. Sé honesto u honesta en lo que buscas, por ejemplo, si quieres aumentar la masa muscular para lucir como stripper  o adelgazar como modelo de pasarela, tienes que decirlo, pues un nutriólogo sólo te pondrá en un conveniente nivel de salud si no le compartes tus verdaderos propósitos. Y desde luego, el nutriólogo te ubicara en la realidad que podrías alcanzar para tener objetivos conseguibles y no pretensiones irreales.

5. Di la verdad sobre tu desempeño deportivo. A veces, el tiempo o la indecisión no nos permite desempeñar al 100% nuestro compromiso deportivo, y quizá nuestra alimentación resulte en demasía para el nivel de ejercicio que hacemos, y eso no lo va a adivinar el nutriólogo.

Es importante que el especialista sepa el reto que tienes, pero también tiene que saber qué tan constante estás siendo, con el fin de adaptar o modular la dieta, no sólo a tus características actuales, sino también a lo que quieres conseguir.

Socios