Posibles causas de la Fatiga Súbita en el deporte y cómo la nutrición puede ayudar

21 / 10 / 16

Como ya hemos visto la fatiga súbita en el deporte conocida como hitting the wall es una situación en la que el cuerpo del atleta llega a experimentar un colapso del cuerpo, la mente y el espíritu. En esta oportunidad, veremos los síntomas más claros y sus posibles causas.

El colapso no es únicamente físico, se refiere también a mente y espíritu, que decaen al igual que el cuerpo. Al momento en que la reserva de glucosa se termina en nuestra sangre, se comienza a tener una sensación de debilidad, fatiga, sudoración, falta de aire, o simplemente una ausencia de energía para dar nuestro siguiente paso.

Esto no es algo común en personas que no participan en competencias de alto rendimiento, pues nuestro cuerpo está diseñado para soportar un entrenamiento “común” y así evitar este acontecimiento por medio de muchos reguladores, uno de ellos es el hambre. Es por eso que cuando alguien se desmaya, o se siente mal, le ofrecen algún dulce o alguna bebida que contenga mucha azúcar para que ésta vaya a la sangre y obtenga energía por lo menos suficiente para llegar al médico.

Acá te enlistamos las principales causas de este padecimiento y también las maneras de evitarlo.

Causas más comunes:

  • Genética. Existe gente con mayor capacidad muscular que otras, mejores facultades deportivas, más resistencia física o cuestiones fisiológicas distintas.
  • Alimentación. Es crucial para evitar llegar a “al muro”. Se debe hacer un plan de alimentación desde la etapa de entrenamiento, detallada y suficiente en carbohidratos, proteínas y grasas, así como una planeación de suministros de energía DURANTE la carrera o fondo, ya sea con alimento, dulces, geles, o bebidas deportivas.
  • Deshidratación. Este es otro aspecto CRUCIAL para el atleta. Una buena hidratación definirá en gran parte la resistencia muscular e incluso la oxigenación del atleta.
  • Entrenamiento erróneo o escaso. El atleta debe siempre conocer cuál es el tiempo adecuado de entrenamiento previo y su la intensidad. De no llegar bien preparado, física y mentalmente, será muy propenso a tener un “choque con la pared”.

 

Escrito por: Paulet Lozano, Nutrióloga de Zona DMX. 

 

socios