Los beneficios de entrenar al aire libre

13 / 10 / 16

Las ventajas de hacer ejercicio en un gimnasio no se pueden negar, sin embargo, los estudios recientes han demostrado que el entrenar al aire libre se suman otra varias ventajas.

Las diferencias entre estos dos tipos de espacio para hacer ejercicio son claras y notables, superficialmente, y elegir entre una opción u otra parece resumirse a gustos y preferencias. Sin embargo, mirando con más profundidad, las diferencias podrían ser más impactantes. Analicemos las ventajas de entrenar al aire libre:

Para empezar, cuando sales a correr al parque, lo haces distinto que en la cinta de la caminadora. Al aire libre tienes que vencer la resistencia del viento, esquivar piedras, hoyos, charcos, ir cuesta abajo o ir cuesta arriba. Son todas estas pequeñas diferencias que en conjunto determinan que el ejercicio al aire libre sea mucho más intenso y benéfico que cuando se corre entre las cuatro paredes de un gimnasio.

Algo parecido ocurre con la bicicleta, donde la fricción del viento representa también un factor determinante en el esfuerzo y por supuesto en los resultados.

También hay otras ventajas del entrenamiento al aire libre además de las ya mencionadas. Ventajas que tienen que ver con una cuestión más emocional que física.

Tras un estudio en el que una serie de voluntarios debía hacer dos caminatas, uno al aire libre y otro en un espacio cerrado, los resultados fueron bastante concluyentes -y obvios a nuestro parecer-: todos dijeron haber disfrutado más del contacto con la naturaleza en el paseo al aire libre.

Inclusive estos estudios psicológicos arrojaron también mejores resultados en relación a la sensación de vitalidad, entusiasmo y placer.

La conclusión entonces es muy sencilla: si tienes tiempo limitado y debes capitalizarlo, quemando la mayor cantidad de calorías en el menor tiempo posible, antes que apuntarte en un gimnasio, debes salir a correr por donde te sea posible.

 

Fuente: HSN blog

socios