Zona DMX Cerrar

Recomendaciones de entrenamiento de fuerza en niños y adolescentes

30 / 09 / 16

Por la inmediatez y cercanía que generan los medios digitales, cada vez es más común saber de niños que modelan su cuerpo con técnicas de hipertrofia. Las opiniones se dividen entre los que, este tipo de entrenamientos, les parece una aberración, los que consideran un peligro y entre los que están de acuerdo.

En Zona DMX preferimos las actividades deportivas que promuevan un estilo de vida saludable, la convivencia, las diversión y el trabajo en grupo, de ahí las actividades deportivas que proponemos en nuestro espacio. Sin embargo, no podemos pasar por alto que para algunos puede resultarles interesante que sus niños o adolescentes entren a un gimnasio a modelar su cuerpo con ejercicios de fuerza. Para ellos, buscamos esta información que tomamos de “Practica Vida” para que consideren temas de seguridad y prevención.

Los niños que empiezan a entrenar y mejorar la fuerza, deben estar siempre acompañados de profesionales que puedan supervisarlos, así como revisar su estado físico y su salud, para encontrar posibles contradicciones en dicho deporte.

Antes de que el joven se inicie en este tipo de entrenamientos, se debe hablar con él y hacerle entender tanto los beneficios como los riesgos que suponen los entrenamientos con pesas. Es interesante conocer su opinión y animarle a que se decida por lo que realmente quiere.

Consideraciones a tener en cuenta:

  • Se recomienda realizar entrenamientos de 20-40 minutos por sesión, 2-3 veces a la semana y que se puedan desarrollar en espacios seguros y bien supervisados.
  • Como cualquier deporte, es importante realizar un calentamiento adecuado y una correcta recuperación, realizando estiramientos que ayudan a mejorar la flexibilidad.
  • Es importante que se hidraten antes, durante y después de realizar los entrenamientos.
  • Utilizar cargas ligeras y realizar un entrenamiento con una intensidad suave-moderada. Más adelante, es aconsejable regular y ajustar dichos entrenamientos gradualmente, para establecer nuevas cargas a medida que el niño mejora su fuerza.
  • Los entrenamientos deben ser regulares y variados. Además, deben ser ejecutados con buena técnica y será necesario un largo periodo de aprendizaje.

Fuente: Practica vida

Socios