Zona DMX Cerrar

5 músculos que debes mantener fuertes a la hora de correr

27 / 09 / 16

Hay músculos que deberás ejercitar constante y fuertemente, si tu pasión es el running. La flacidez de estos músculos puede provocar lesiones y, por consecuencia, contraponerse en nuestro entrenamiento.

En el sitio de “Men’s Health” encontramos el nombre de los músculos clave a ejercitar y las soluciones, si no quieres perjudicar a tu entrenamiento de running.

DEBILIDAD DE LOS HOMBROS

Consecuencia: Postura encorvada. Correr con los hombros encorvados desperdicia energía.
Solución: Hacer press de hombro con sentadilla. Con las manos delante de los hombros, agáchate un poco e impúlsate al mismo tiempo que extiendes los brazos por encima de la cabeza para después regresar lentamente a la posición inicial. Esto, con o sin peso. Lleva a cabo 4 series de 8 repeticiones.

DEBILIDAD DE LOS GLÚTEOS

Consecuencia: Piernas inestables. Los glúteos estabilizan la cadera y la pelvis cuando te impulsas hacia delante con una pierna.
Solución: Hacer abducciones de pie. Parado, con los pies juntos, levanta de lado la pierna derecha, lo más lejos que puedas y mantén un instante, luego regresa a la posición inicial y alterna la pierna. Esto puede ser con o sin peso. Deberás hacer 15 repeticiones con cada pierna.

DEBILIDAD DE LOS FLEXORES DE CADERA

Consecuencia: Rodillas bajas y poco impulso. Reducir el contacto con el suelo te hace ser más rápido. Unas caderas fuertes te ayudan a impulsar hacia delante contra la gravedad.
Solución: Elevaciones de rodilla. Se trata de imitar el movimiento hecho en una carrera pero parado en lugar. Levanta la rodilla derecha, imitando el movimiento que harías en una carrera. Alterna la otra rodilla. Haz 3 series de 6 repeticiones con cada pierna.

DEBILIDAD EN LA ESPALDA CENTRAL

Consecuencia: Hombros caídos. La mala postura afecta a la alineación del tren inferior, además de malgastar energía y aumentar el riesgo de padecer lesiones. Si es necesario, mírate al espejo para controlar la postura.
Solución: Remo a una mano. De pie o sentado, cuelga los brazos al costado, luego sube las manos hacia el pecho, sin abrir el codo. Para un instante y regresa a la posición inicial. Esto puede ser con mancuernas o algún contrapeso. Haz 4 series de 8 repeticiones.

DEBILIDAD EN EL TRONCO

Consecuencia: Inclinación al frente. Si no mantienes el centro de gravedad alineado, te irás cansando progresivamente mientras corres.
Solución: El puente. Ponte en la posición de hacer lagartijas, pero con los antebrazos apoyados en el suelo. Vigila la postura y no permitas que se hunda la espalda. Aprieta los abdominales y aguanta en esa posición al menos durante un mínimo de 60 segundos, respirando con normalidad.

 

Fuente: Mens Health

Socios