Zona DMX Cerrar

Conoce la marcha atlética

26 / 09 / 16

La marcha, en muchas ocasiones, va más allá de lo que creemos o vemos a simple vista. Es un deporte complejo y que requiere de mucha condición física y preparación. En la información que te compartimos de SportLife, donde Julia Takacs, marchista española, nos muestra las claves de la marcha atlética.


A veces, parece solo andar deprisa, pero es mucho más difícil que eso. Cuando ves entrenar a Julia Takacs, plusmarquista  de 10 km marcha, comprendes lo complicada que puede llegar a ser técnicamente esta especialidad. ¡Completa los 400 metros de la pista de atletismo mucho más rápido de lo que cualquiera podría hacerlo esprintando!

Cuanto más amplio y abajo braceas, más amplia es la zancada. Esto es importante porque permite ganar unos centímetros con cada paso.

El clásico “movimiento ondulante” se debe a que los marchadores tratan de girar al máximo la cadera para alargar su zancada. Cuando la pierna llega al suelo, la rodilla debe estar extendida. Si está en flexión, puedes recibir una amonestación.

Uno de los dos pies siempre debe estar en contacto con el suelo. Si ambos están en el aire, se considera que estás corriendo y es muy posible que recibas una amonestación.

Cuidado, con tres amonestaciones ¡estás fuera de la competición!

¿Por qué debería practicar marcha atlética?

El impacto contra las articulaciones es mucho menor que en el running. Las articulaciones de tobillos y caderas sufren menos. Es cierto que la cadera se fuerza más y que hay muchos marchadores profesionales operados, pero este es un problema solo en alto rendimiento, ya que se trata de una articulación más grande y resistente.

Es un deporte de alta intensidad. No pienses que esto de la marcha es “un paseíto”. Julia puede alcanzar las 180 ppm cuando hace series de intensidad, y te retamos a seguirla, aunque sea corriendo. Cuando dominas la técnica, quemas calorías y te pones en forma con menor impacto articular que corriendo.

 

Fuente: Sportlife

 

Socios