Zona DMX Cerrar

¿Agua natural o bebidas deportivas?

20 / 09 / 16

Existe un mito en el cual la gente piensa y asegura que tomar bebidas deportivas es la mejor manera de estar hidratado. O creen que con este tipo de bebidas están tomando algo natural y excelente para la salud. Desafortunadamente esta idea es un mito. Una bebida hidratante deportiva contiene una gran cantidad de azúcar y una gran cantidad de sodio (conocido como sal), además de algunos minerales.

Estos hidratantes están principalmente hechos y dirigidos para deportistas que tienen una actividad fuerte con un alto riesgo de deshidratación; como deportes aeróbicos, deportes que provocan demasiado sudor y hacen perder gran cantidad de líquidos. Igual así para personas que realizan alguna actividad física bajo el sol, con cierto equipo deportivo pesado o ropa muy abrigadora (chamarras, pantalones, cascos, petos, pantalones gruesos) o personas que presentan cuadros de vómito o diarrea.

El consumo de estas bebidas no se recomienda diariamente ni para actividades de muy bajo esfuerzo o sin riesgo de deshidratación (que no producen gran cantidad de sudor), pues únicamente harán que la persona ingiera más sodio (sal) de lo normal, y pueda llegar a retener líquidos. Al igual que en el aspecto nutricional, estarás ingiriendo una gran cantidad de azúcar, que al no ser utilizada, se acumulará como grasa en tu cuerpo.

Consejos sobre hidratación

Disminuye la carga de sodio y azúcar. Diluye 1/3 de la bebida deportiva con el resto de agua natural. De esta manera, estás ingiriendo una bebida con una pequeña cantidad de azúcar y sodio, lo cual no te causará ningún problema ni estarás dándole a tu cuerpo minerales, sales y azúcar en exceso.

Descansa la bebida deportiva. Si no vas a realizar actividad física importante, entonces, el agua natural más el agua de los alimentos, y la sal que ya contienen los mismo será más que suficiente.

Programa la hidratación. Si la actividad será una carrera larga, bajo el sol, es fundamental una buena hidratación. Para empezar, necesitas llegar bien hidratado, no desde un día antes, esto debe de ser una constante.

Ya durante la carrera, existen muchísimas formas dependiendo de cómo al deportista le acomode: puede tomar agua simple, geles dulces, sales. Pueden ser bebidas hidratantes o algún suero, fruta o gel.

Se recomienda que sean pequeñas cantidades durante la carrera para no sentirse incómodos o pesados, o que el cuerpo quiera devolver lo ingerido por la agitación de la actividad, pero de dichos temas, profundizaremos más adelante.

Recupera lo perdido. Inmediatamente después de terminar el ejercicio, es importante reponer la cantidad de líquidos perdidos. Será ideal realizarlo durante el ejercicio, siempre y cuando no te haga sentir náuseas o pesado y lleno, pues esa sensación, créeme, no será nada agradable, y probablemente te hará detener la actividad física antes de tiempo.

Socios