Zona DMX Cerrar

El mito de la técnica perfecta (Video)

12 / 09 / 16

La técnica de entrenamiento perfecta no existe, según “Press and Pull”, pues ésta varía entre personas dependiendo de distintos factores, por ejemplo:

– Diferentes características anatómicas

– Objetivos de entrenamiento, lesiones; e

– Historial de ejercicios

Para desarrollar sobre estos puntos, te presentamos un extracto de esta interesante información, tomada de “Press and Pull”.

… Hablando de nosotros y nuestros cuerpos, las declaraciones que involucran palabras como “perfecto”, “óptima” y “universal” no tienen valor alguno, a menos que sean utilizados como una forma de resumir una idea que a lo largo de su desarrollo se describe como “bastante bueno” o “lo mejor que podemos hacer con lo que sabemos ahora.” Incluso si pudiéramos saber la auténtica técnica perfecta en un ejercicio para la persona promedio, no se podría establecer que es aplicable en todos los casos, pues hay factores que condicionan su efectividad.

Diferentes características anatómicas. Por ejemplo, en la sentadilla, la anatomía de las caderas altera la manera ideal para alcanzar la mayor profundidad y también cambia la tensión que soportan todos los músculos que se flexionan. Algunas personas tienen caderas que les permiten una sentadilla más allá de la paralela con una apertura de pies muy amplia, pero que les impide siquiera alcanzar la paralela con una posición más cerrada.


Diferentes objetivos de entrenamiento. Incluso si se pudiera determinar la técnica perfecta para hacer sentadilla, tal declaración debería tener en cuenta el contexto de qué quieres lograr con tu sentadilla, ya que diferentes variantes de sentadilla tienen objetivos diferentes.

Diferentes lesiones e historial de entrenamiento. Cada persona tiene debilidades y fortalezas que determinan en qué posición va a ser mejor. Si tu cadena posterior es absurdamente fuerte una sentadilla dominante de cadera es la mejor opción. Si, por el contrario, tienes los cuádriceps de Tom Platz una sentadilla dominante de cadera quitará tu mejor activo de la ecuación. ¿Y si tienes una lesión de rodilla? ¿O una restricción a la movilidad del tobillo? Si es el caso la técnica que te permita entrenar consistentemente sin sufrir dolor está “condenada” a ser tu técnica ideal.

 

 

 

 

 

 

Fuente: Press and pull

Socios