Zona DMX Cerrar

¿Aburrido de las lagartijas tradicionales? Descubre estas variantes (Video)

09 / 09 / 16

De los ejercicios más comunes entre los varones sin duda se encuentran las flexiones, pues son tan completas que están altamente recomendadas tanto para el que comienza en el mundo del ejercicio como para el que ya es todo un profesional.  Aunque, según estadísticas es de los primeros ejercicios que se olvida dentro de la rutina. Ya sea por monótono o “aburrido”, llegó el momento en que fue necesario buscar alternativas para variar en este ejercicio.

En la nota que te mostramos a continuación de “Mundo Fitness” podrás encontrar algunas espectaculares variantes para aumentar el nivel de dificultad en tu rutina y desafiarte a ser más fuerte.

Flexión Brasileña

Este tipo de flexiones originarias de Brasil permiten trabajar los músculos del core, mejorando además la flexibilidad de las caderas y de los músculos de las ingles.

¿Cómo hacerlo? Para realizar estas flexiones debes adoptar la clásica postura de las flexiones (postura de plancha). Gira las caderas hacia la derecha, cruzando la pierna derecha por delante de la izquierda. Baja el pecho hacia el suelo como si hicieras una flexión estándar, teniendo cuidado de no dejar que las caderas toquen el suelo. Una vez realizada la flexión, vuelve a la posición inicial y repite con la otra pierna, desplazando las caderas hacia el otro lado. Otra variante de estas flexiones es con los puños cerrados, apoyando los nudillos en el suelo, en vez de la palma de la mano, como se acostumbra a hacer.

 

 

Flexión Uchi Mata

De origen japonés, las flexiones Uchi Mata incrementan la activación del core, la zona lumbar y los isquiotibiales al mismo tiempo que exige una mayor actividad a los hombros.

¿Cómo hacerlo? Partiendo de la posición plancha, levanta el pie derecho, haciendo que la pierna quede elevada, paralela al suelo. Baja el cuerpo hasta casi tocar el suelo con el pecho y levanta aún más la pierna. A continuación extiende los brazos y retoma la posición inicial sin que el pie derecho toque el suelo. Cuando llegues a la mitad de las repeticiones de tu serie, cambia de pierna.

 

 

Flexión con kettlebells

De origen ruso, estas flexiones son todo un desafío para los antebrazos, las muñecas y los músculos centrales, como consecuencia de la inestabilidad que produce realizar el ejercicio sobre kettlebells. Se trata de uno de los cientos de posibles ejercicios que puedes realizar con ellas.

¿Cómo hacerlo? A partir de la postura de plancha, coloca una pesa kettlebell en cada mano y, sujetando la empuñadura de cada una de forma que queden los pulgares dirigiéndose hacia el frente, baja el cuerpo hasta que el pecho quede muy próximo a las pesas. Haz una breve pausa de unos 2 segundos en esa posición, y vuelve a la postura inicial.

 

 

 

 



Fuente: Mundo Fitness

Socios