Zona DMX Cerrar

Trabajar la flexibilidad ¿Es necesario?

06 / 09 / 16

Comenzaremos definiendo el término “flexibilidad”, pues en muchas ocasiones y sobre todo en el ámbito del ejercicio es confundida con “elasticidad”.  La flexibilidad es la capacidad del músculo para realizar el mayor recorrido articular posible sin dañarse; en el ejercicio se relaciona en específico con el rango de movimiento del músculo o articulación. Por otra parte, la elasticidad del tejido muscular es la que permite que la flexibilidad se lleve a cabo, es decir, la capacidad de recuperar la posición inicial una vez estirado.

En la siguiente información tomada de “Men’s Health”, el experto Guillermo Alvarado nos plantea, desde su experiencia, los puntos negativos con respecto al trabajo de flexibilidad en el cuerpo.

¿Es necesario, beneficioso, o interesante trabajar la flexibilidad con el mero objetivo de aumentar el rango de movimiento? Las evidencias existentes, a diferencia de lo que la gente cree, nos dicen que en la mayoría de casos no (…) excepto en dos casos muy concretos:

1.- El primer caso sería aquél en el que se observa una evidente diferencia de rango en la misma articulación de ambos hemisferios. Esto pondría de manifiesto un desequilibrio en el juego de fuerzas que ejercerán los diferentes músculos implicados. Sea como sea, este desequilibrio provocará una mecánica ineficiente que podría aumentar el riesgo de lesión, al generar un mayor estrés del habitual en las estructuras que soporten, e intenten compensar este desequilibrio.

2.- Cuando la movilidad no es la suficiente para desempeñar una serie de movimientos que vamos a tener que realizar, ya sea en nuestro día a día o bien porque nos lo exige el deporte que practicamos. En estos casos, evidentemente, si sobrepasamos el rango de seguridad constantemente, es posible que en alguna ocasión también lo hagamos con el umbral de rotura, provocando la lesión. En caso de que dispongamos del rango suficiente para desempeñar los movimientos exigidos tanto en nuestro día a día como en nuestro deporte no tendrá sentido.

En conclusión, en deporte como en salud, lo verdaderamente importante no es contar con la máxima flexibilidad, sino con la suficiente como para poder desarrollar los movimientos cotidianos.

 

Fuente: Mens Health

Socios