Zona DMX Cerrar

La alimentación en los juegos olímpicos 2016

02 / 09 / 16

A propósito de los Juegos Olímpicos 2016, la especialista en nutrición de Zona DMX hace una importante reflexión sobre la trascendente relación que guarda la alimentación con el deporte, y nos hace notar que la alimentación es la piedra angular, donde se cimientan los éxitos o fracasos de los atletas. Toda la reflexión a continuación:

Hagamos un ejercicio de imaginación; mientras veías a los atletas compitiendo por las medallas, dejándolo todo, buscando romper una marca mundial o dejar un precedente en el deporte mundial, pasó por tu cabeza en algún momento, ¿cómo es que los deportistas de ese nivel se alimentan? ¿Qué tan importante es la alimentación que llevan, sobretodo en el momento de demostrar de qué están hechos? Te lo vamos a decir de esta forma categórica: ¡la alimentación es FUNDAMENTAL!

La alimentación es un factor determinante entre el BUEN o MAL desempeño del atleta, al grado que ciertos competidores no llegan a la meta o al final de la competencia completos, por falta de reservas de energía, a pesar de haber entrenado por lo menos durante 4 años, 6 días por semana, entre 3 a 8 horas por día.

Existen numerosos factores que pueden complicar el desempeño del deportista al momento de competir, como la altura de la localidad con respecto al nivel del mar, la humedad y condiciones climatológicas en general, el cambio de horario, y muy importante LA ALIMENTACIÓN.

Cada deporte es diferente y requiere de diferente entrenamiento y capacidades deportivas. Algunos demandan explosividad, otros fuerza, velocidad, potencia, resistencia, etc. y para cumplir con esta demanda, el cuerpo utiliza la energía de diferente forma y de distintas fuentes.

No es lo mismo, por ejemplo la energía que necesita Usain Bolt, donde su momento de mayor gasto dura entre 9 y 20 segundos aproximadamente, que un corredor de 42km que tarda más de dos horas en terminar, a un ritmo constante; o bien, un nadador, contra un deportista de halterofilia (levantamiento de pesas).

Lo que sí podemos afirmar es que en todos los tipos de competencias, la principal y más inmediata forma de energía son los carbohidratos y azúcares. Después, el cuerpo comienza a tomar su energía de otras fuentes, como músculo y grasa, donde la energía obtenida de las proteínas del músculo debe ser evitada por completo, ya que se empieza a degenerar el propio músculo que con tanto tiempo y esfuerzo se ha ido formando.

Socios