Zona DMX Cerrar

Los patines adecuados según el estado del terreno

23 / 08 / 16

Para algunos, el patinaje es una actividad meramente recreativa y por lo tanto busca en sus patines simplemente una atractiva apariencia. Eso está muy bien, pero si consideramos que éste es un deporte con el cual puedes mantenerte en forma, construir una mejor figura y hasta ganar una competición, la forma en que los vemos debe cambiar.

Acá, te elegimos información para que evalúes con mayor detenimiento el modelo de patines que tienes o deseas adquirir, también el tipo de llantas y sus características. Pondera lo que quieres obtener con este deporte: estilo libre, desempeño, velocidad o resistencia.

 

Agarre

 El patinador necesita agarre para empujar con más fuerza y tomar las curvas a mayor velocidad sin deslizar. La adherencia está asociada a una mezcla de rozamiento por adhesión (interacciones a nivel atómico) y de rozamiento por deformación macroscópica. Para aumentar el agarre sin comprometer la resistencia de rodadura, se usan ruedas duras, poco deformables, pero de perfil elíptico, para tener una huella de agarre ancha y corta que aumente el rozamiento por deformación en los momentos en los que el patinador lo necesita.En superficies húmedas, el rozamiento por adhesión se reduce mucho y sólo queda el de deformación para evitar el deslizamiento, por lo que también en estos casos se necesitan ruedas de compuestos más blandos.

La importancia del diámetro de tus llantas.

Para un mismo número de ruedas, al aumentar el diámetro podemos esperar que el patinador pueda notar menos estabilidad lateral y maniobrabilidad, así como un menor cambio de ritmo, y un mayor cansancio en la musculatura de la pierna (entre rodilla y tobillo). Sin embargo, si el patinador es lo suficientemente fuerte y está técnicamente preparado, compensará estos efectos negativos con la menor influencia de las fuerzas de frenado, con lo que una vez alcanzada la velocidad deseada necesitará menos esfuerzo de empuje para mantenerla.

La importancia del rebote

La “power band” que desarrolló MPC, y ahora incorporan otros fabricantes, como Mater o Atom, es una banda interna de uretano de menor dureza que contribuye a aumentar el rebote de la rueda, mejora además el agarre, y absorbe las vibraciones debidas a las irregularidades del suelo. En el rebote influye no sólo el uretano sino también el casquillo, cuya flexibilidad afecta significativamente, sobre todo en los movimientos de las maniobras de salida y cambios de ritmo.
Fuente: Patines

Socios