Zona DMX Cerrar

Moldea tu cuerpo patinando

12 / 08 / 16

Muchas personas están usando los patines como medio de transporte y, sabiéndolo o no, están moldeando su cuerpo al mismo tiempo que llegan a su destino. Patinar ayuda a fortalecer piernas, glúteos, abdomen y a tener mejor postura.

El patinaje es una perfecta disciplina para comenzar a hacer ejercicio debido a su benevolencia y espíritu libre; es de bajo impacto, exige mover todo el cuerpo, se realiza al aire libre y lo mejor de todo, tonifica casi todos los músculos.

Los beneficios del patinaje son muchos, pero el más evidente es que fortalece y tonifica todo nuestro tren inferior. Los cuadriceps y los glúteos llevan todo el protagonismo en el movimiento de impulso sobre los patines, acompañados siempre por la coordinación con el tren superior y los músculos del core.

El movimiento básico del patinaje, realizando empujes oblicuos con ambas piernas, hace que los abductores y aductores trabajen de forma constante.

Los músculos abdominales juegan un papel importante en la práctica del patinaje, ya que su función estabilizadora es la que nos ayudará a mantenernos en equilibrio. Para conseguir avanzar sin caernos es básico realizar un cambio de peso del cuerpo de un lado al otro, en un movimiento cíclico y fluido. Los abdominales, sobre todo los oblicuos y el transverso, nos ayudan a realizar este movimiento.

La gran ventaja del patinaje frente a otros deportes al aire libre como la carrera es que el impacto contra el suelo es mucho menor, de manera que las articulaciones y la columna vertebral sufren bastante menos.

Ahora que sabes todo lo que tu cuerpo está trabajando mientras te diviertes, puedes elegir los patines como tu deporte principal y como tu medio de transporte. Para ello, considera todo lo necesario para prevenir cualquier incidente: Casco, rodilleras, señales de visibilidad en mochila o ropa, toallitas refrescantes, un cambio de playera, agua, antitranspirante, perfume, etc.

 

Fuente: Vitónica 

 

Socios