Zona DMX Cerrar

3 pruebas para detectar la fortaleza en la columna

12 / 08 / 16

Fuente: Sportlife

Antes de iniciar cualquier entrenamiento es importante saber en qué condiciones se encuentra tu cuerpo para desempeñar actividad física.

Existen distintas pruebas de valoración para medir la fortaleza de tus músculos del tronco, y en este artículo, con la información tomada de “Sportlife”, encontrarás varias de ellas para poder determinar qué nivel de entrenamiento es ideal para ti.

  1. TEST SIDE BRIDGE  (McGill et al., 1999)

En este test debemos colocarnos en posición decúbito lateral apoyando el peso corporal sobre uno de los codos y sobre la extremidad inferior del mismo lado. Ambos pies toman contacto con el suelo y es el pie de la pierna dominante el que queda atrás. El brazo contrario al que se apoya en el suelo queda flexionado por delante del tronco y es la mano del hombro opuesto la que contacta con el suelo. Debemos mantener la posición suspendida con cero grados de flexión de cadera y el raquis en perfecta alineación lumbopélvica.

Cuando no somos capaces de mantener la postura derecha y la cadera cae hacia el suelo flexionada. Una media de tiempo de 94 y 97 segundos para el lado derecho e izquierdo respectivamente en hombres, mientras que para mujeres una media de 72 y 77 segundos respectivamente

  1. TEST DE BIERING-SORENSEN (Biering-Sorensen, 1984)

Debemos tumbarnos en posición decúbito prono con los miembros interiores sujetos a la camilla por los tobillos, rodillas y caderas y el tronco extendido y suspendido sobre el borde de la camilla. Al comienzo del test los brazos deben estar cruzados por delante del pecho y en contacto con los hombros opuestos, y el tronco perfectamente horizontal y paralelo al suelo.

Cuando perdemos la horizontalidad (desaparece la curvatura neutra de la columna lumbar). Una media de tiempo de 146 y 189 segundos para hombres y mujeres respectivamente.

  1. TEST ITO MODIFICADO (Ito et al., 1996)

Nos colocamos en posición decúbito supino, con las caderas y rodillas flexionadas a 90⁰. Los brazos entrelazados, dirigen los codos hacia los muslos flexionando la parte superior del tronco y se debe mantener la columna cervical neutra. En este test, la flexión de tronco se realiza sin despegar la zona lumbar del suelo y antes de dar comienzo la prueba, se desplaza lo máximo posible los hombros y codos hacia delante tomando contacto con los muslos, esta será nuestra referencia.

Tras recuperar un minuto, se procede a la prueba manteniendo la posición el mayor tiempo posible. Se puede optar por colocar una pelota de tenis o el puño cerrado de otro evaluador debajo de la espalda. Una media de tiempo de 149 y 144 segundos para mujeres y hombres respectivamente.

Si no pasas alguna de las pruebas o sientes dolor intenso, acude a un especialista para que mire tu caso detalladamente.

 

#Viviresincreíble

 

Fuente: Sportlife

Socios